En CifiMad creemos firmemente que es posible celebrar nuestra edición 2021 con todas las garantías necesarias para asegurar la salud de nuestros visitantes; pero eso implica que el evento no podrá ser exactamente igual que siempre. Requeriremos la colaboración de todos los asistentes para cumplir con la legalidad vigente y pasar un fin de semana magnífico en un entorno seguro.

Somos conscientes de que queda bastante tiempo hasta que se celebre CifiMad 2021, y la experiencia de los últimos meses nos deja claro que las circunstancias y normativas pueden cambiar muy rápidamente. Hemos decidido diseñar el evento con la idea de que se ajuste a las normas a día de hoy, que suponen la máxima restricción que permita que se celebre CifiMad; si en los próximos meses las cosas mejoran y las restricciones se van aligerando, nos adaptaremos para el evento se acerque a la CifiMad que todos conocéis y amáis, tanto como sea posible.

A día de hoy las medidas son:

  • El uso de mascarilla será obligatorio en todo momento en las zonas comunes del hotel, salvo cuando se esté consumiendo alimentos o bebidas.
  • Para acceder al hotel será obligatorio pasar un control de temperatura.
  • Todos los asistentes al evento, ya sea en el momento de hacer la reserva online o cuando adquieran entrada en taquilla, deberán proporcionar su número de teléfono. Esto se requiere para poder rastrear contactos en caso de contagio.
  • Mover la fecha a junio nos permite que todas las ventanas y cristaleras de la planta baja permanezcan abiertas; así se asegura la máxima ventilación.
  • Todas las habitaciones del hotel estarán disponibles, pero el aforo de la planta baja se reduce a la mitad; y específicamente, el aforo del salón principal queda en 150 personas. Ajustaremos las entradas vendidas en función de esto para asegurar que no va a haber en el evento más gente de la permitida.
  • En cenas, comidas, desayunos y cafetería, las mesas serán de 6 personas como mucho con espacio de metro y medio entre personas.
  • Esto implica que el aforo máximo del comedor pequeño (donde solemos hacer las comidas de mediodía y desayunos) es de 40 comensales. Si se llena, no se permitirá el acceso hasta que vaya saliendo gente.
  • Limitaremos la capacidad del salón principal a 150 personas sentadas, lo que asegura la distancia de metro y medio entre los asistentes; si se llena, se controlará el acceso de gente de pie para permitir que la distancia se mantenga.
  • Las fiestas no se podrán hacer como siempre, puesto que no se permite el uso de la discoteca con música ni estando de pie. En la cena del viernes estaremos sentados; y en ambas, se servirán copas en la sobremesa, y buscaremos actividades divertidas que se puedan realizar sin levantarse de la mesa, como juegos de mesa, actuaciones o proyecciones. ¡Estamos abiertos a sugerencias!